Testamento ológrafo en Madrid ¿Te parece buena idea?

Marta Heras - Testamento ológrafo en MadridTestamento ológrafo en Madrid

El testamento ológrafo es aquel que el testador escribe de su propio puño y letra, con expresión del año, mes y día en el que se redacta. Este testamento no requiere en principio la presencia de un notario, aunque con posterioridad debe ser legalizado y protocolizado por un juez.

Como profesional en herencias en la Comunidad de Madrid, nunca aconsejaría un testamento ológrafo en Madrid, ya que presenta muchos inconvenientes y pueden incumplirse los requisitos legales que aparecen en el mismo, dando lugar a los herederos a un complejo procedimiento judicial para comprobar la autenticidad del testamento y protocolizarlo.

Un señor llegó a mi despacho diciendo que su tía abuela había muerto, que en vida había hecho un testamento notarial y que después había hecho otro, Ológrafo.

Sus sobrinos nietos no querían entregar el testamento a la familia y querían quedarse con toda la herencia, además el testamento Ológrafo contenía palabras tachados  y necesitaban saber cómo podían reclamar sus derechos de herencia al resto de la familia.

Este problema era bastante delicado de resolver, sobre todo si los derechos hereditarios a favor de mis clientes derivaban del testamento Ológrafo que había aparecido tachado.

Testamento ológrafo en Madrid

Un testamento ológrafo en Madrid ha de ser adverado y luego protocolizado notarialmente.

Para su adveración debían presentarse el testamento Ológrafo al juez de primera instancia del último domicilio de la testadora en el plazo de 5 años a contar desde su fallecimiento.

El juez lo comprobaría llamando para ello a 3 testigos que conocieran la letra y firma de la testadora y que estos declararan que no había duda de que el testamento estaba escrito y firmado de mano de la testadora, pudiendo el juez acudir a un cotejo pericial de letras  si  lo estimaba oportuno.

Para las prácticas de estas diligencias podían estar presentes las personas de la familia que citara el código civil o en su defecto el ministerio fiscal.

Pero el problema residía en que según me contaron mis clientes, dicho testamento estaba tachado, y para ser válido no debía contener tachaduras o enmiendas, salvo que la testadora lo saldara con su firma, que no era el caso.

Sería difícil admitir por el juez un testamento Ológrafo lleno de tachaduras que lo hicieran ilegible o que no resultarán salvadas por la testadora.

No cabría otra postura que presentar demanda judicial por un posible delito para intentar comprobar pericial y técnicamente que esas tachaduras no eran posteriores a la escritura y firma del testamento y que estaban practicadas con tinta o bolígrafo distinto al de la testadora o por distinta mano a la de ella.

Las posibilidades de que esto prosperase, de que una vez acreditada resultara rehabilitado dicho testamento, eran muy, muy escasas.

Si esto anterior fallaba no le quedaba más solución a mi cliente que acudir al testamento notarial y comprobar si en el mismo eran herederos. Para ello teníamos que tener un certificado de defunción de la testadora, acudir a un estante y pedir un impreso para pedir al ministerio de justicia el certificado de últimas voluntades de la testadora.

Este certificado le diría si la tía había otorgado un testamento ante un notario, y le diría el notario y la fecha en la que lo hizo.

Con eso acudirían al notario que hizo el último testamento de su tía abuela y solicitarían a ese notario que les dijera si eran ellos herederos en el testamento de esa tía.

Si era así y si los restantes herederos no se avienen a realizar la participación y a la entrega de los bienes que  le pudieran corresponder, tendrían que acudir a la vía de la partición judicial.

Cuál fue la sorpresa de mis clientes cuando detectan a través del certificado de últimas voluntades que no había testamento notarial.

Con lo cual nos encontrábamos con dos problemas muy graves: no teníamos testamento notarial y el testamento Ológrafo no iba a tenerse en cuenta en un juzgado, puesto que como he dicho anteriormente se encontraba tachado.

Money, money, baby

Tramite a realizar para un testamento ológrafo en Madrid

El simple trámite de otorgar testamento cuando el testador no tiene solo un patrimonio personal sino que también empresarial resuelve muchos extremos en la herencia y sobretodo puede evitar el pago de impuestos innecesarios, por lo que siempre es recomendable dejar este testamento a favor de nuestros herederos en que manifestemos cuál es nuestra voluntad en relación con nuestros bienes.

Un ejemplo de ese problema es como he dicho el gasto innecesario de dinero que se iban a encontrar mis clientes puesto que se habían encontrado con un pro indiviso.

El pro indiviso es una situación en que se encuentran una serie de personas en las que se encuentran una cosa que no está dividida ni repartida, o sea, es una cosa que está por repartir.

Si puede separarse en lotes, resultará fácil acabar con el pro indiviso pero hay cosas que no son fáciles de separar entre otros, bien porque al dividirlo el valor de los todos por separado es menor que el valor unido o porque al dividirla cambia la esencia del objeto.

Frecuentemente esto es lo que ocurre con los bienes inmuebles, un solar deja de ser edificable si las parcelas se reducen por debajo de cierto tamaño, o un piso no se puede segregar en habitaciones.

Esta imposibilidad de dividir físicamente le bien hace que sus propietarios obtengan una participación en si aunque este se mantenga unido indiviso. El inmueble se transforma así legalmente en un pro indiviso con varios propietarios.

En el caso de la herencia de los clientes de los que hablo actualmente, nos encontramos con que la casa de la tía abuela iba a ser para todos. Era la única propiedad que la difunta tenía aparte de una cantidad de 6 mil euros en el banco que podría ser repartida en sí porque era divisible. Pero la fuente del problema era la casa.

Tras aconsejar a mis clientes que tomaran la decisión de negociar con sus primos, nos sentamos en una sala y mantuvimos una reunión en la que fijamos que el hecho de dividir la vivienda era impensable por lo que lo mejor y lo más beneficioso para todos según mi punto de vista como experto era tasarla, vender la misma y repartir dicha cantidad entre todos los herederos.

Así que tras la redacción de un acuerdo, nos pusimos en manos de una agencia inmobiliaria que se dedicaba a la tasación y ventas de inmuebles, y tras la venta se repartieron las cantidades por partes iguales.

Dimes y diretes

Como profesional nunca, jamás haga un testamento ológrafo en Madrid porque:

  1. Al ser secreto y no saber nadie de su existencia, puede que nunca llegue a ser eficaz, pues no olvidemos que hay que presentarlo al juzgado para su protocolización notarial dentro de los cinco años siguientes al fallecimiento (en caso contrario pierde su eficacia), por ello conviene dar noticia de dicho testamento a alguien de nuestra confianza.
  2. Siendo sencillo el testamento, pocas personas conocen bien la normativa en materia de herencias, por lo que desheredaciones injustas, pretericiones etc pueden provocar que no se cumpla nuestra voluntad, por no hablar de aquél que tenga la “feliz” idea de poner cláusulas de compleja interpretación o aplicación.
  3. Aunque económico realizarlo, el proceso de protocolización es largo y complejo, por lo que quién ahorra en el presente, lo pagara mañana.
  4. Todo testamento revoca al anterior, salvo que expresamente diga lo contrario; por lo que no tener cuidado en este extremo, puede provocar el caso que cito y la apertura de la más costosa, larga y contraria a nuestra voluntad vía de la declaración de herederos intestados.
Marta Heras

Marta Heras

Diplomada en práctica de Derecho de Familia y sucesiones. Especialista en herencias y sucesiones. Con más de 10 años de experiencia Marta Heras inspira la confianza que cualquier persona necesita cuando requiere solucionar asuntos legales relacionados con herencias.
Marta Heras

(Servicio a clientes de Fuenlabrada, Las  Rozas,  Torrejón de Ardoz, etc. )

Images By pakorn & imagerymajestic. creativecommons.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *