No son siempre un secreto: Testamento abierto en Madrid

Marta Heras - Testamento abierto en MadridTestamento abierto en Madrid

El testamento es algo solemne y unilateral. Es un acto por el cual una persona va a disponer de la manera que quiera sus bienes, para que sean distribuidos tras su muerte. Los testamentos pueden ser abiertos o cerrados. Y se denomina testamento abierto en Madrid a aquel testamento por el cual un testador va a manifestar a viva voz las disposiciones ante un notario y unos testigos.

Por lo tanto el testamento abierto es el tipo de documento en el que la persona va a indicar su última voluntad ante un notario o fedatario, conociéndose la existencia del contenido del mismo, ya que el testador va a expresar su voluntad a las personas que van a intervenir en dicho otorgamiento.

Es el testamento que se realiza más frecuentemente y más generalizado está en España. Además es un testamento que ofrece ciertas garantías por ello los abogados siempre lo vamos a aconsejar.

El notario tendrá que dar fe del otorgamiento del testamento y por lo tanto también del contenido del mismo. Por tanto una de las ventajas que tiene el testamento abierto ante los demás es que es eficaz frente a terceros sin la necesidad de que el testador tenga que realizar ningún otro trámite y los usufructuarios tampoco lo tengan que realizar después de la muerte del ser amado. De esta manera los herederos se ahorrarán y reducirán el coste que se deriva tras la tramitación de un testamento cerrado, que es mucho más complejo.

Testamento Abierto en Madrid

En el caso de un testamento abierto en Madrid:

El fedatario tendrá que redactar por escrito dicho testamento y en el mismo siempre tendrá que hacer constar, de manera obligatoria, el lugar, el día y la hora en el que se ha otorgado. Esto es de una importancia enorme porque va a permitir saber, en su día o en su momento, si existen otros testamentos anteriores o posteriores al que vamos a realizar. Identifica al testador y deja constancia de si el testador tiene la capacidad suficiente para realizar precisamente dicho testamento.

Una vez que se redacta, el fedatario tiene que advertir a la persona que lo testa del derecho que tiene a leerlo por sí mismo y después de que el notario lo lea en voz alta. Una vez que el notario lo haya leído en voz alta, dicho testador manifestará si está o no de acuerdo con lo que aparece en dicho documento.

En el caso de que se produzca el hecho de que una vez fallecido el testador, dicho testamento se declarase nulo por algún motivo, el fedatario que haya autorizado dicho testamento será el responsable de los daños y perjuicios que se hayan producido por su posible negligencia.

Una vez que el testamento haya sido redactado, se incorporará a un archivo del fedatario y este, por supuesto, tendrá que notificar al Registro General de Últimas Voluntades de la existencia del mismo.

Dentro del testamento abierto existen también otros ejemplos como el testamento abierto del ciego y el sordo, y el testamento abierto en peligro inminente de muerte en caso de epidemia.

El testamento abierto notarial, por tanto, tiene que contener unos elementos que son imprescindibles:

1-. Se tiene que identificar claramente al testador.

2-. Debe contener la fecha.

3-. La hora.

4-. Debe aparecer también el número de protocolo para identificarlo en el Registro de Últimas Voluntades y del archivo de la notaria.

5-. Siempre tiene que aparecer la firma del testador.

6-. Tiene que estar clara la capacidad de testar por parte del testador.

7-. Se tiene que leer íntegramente y en voz alta por el notario, pues de lo contrario será nulo dicho testamento.

8-. La manifestación de la conformidad con el mismo de forma explícita, categórica e incondicional.

En el caso de que ciertas personas no supieran leer o escribir, el testamento abierto notarial es su única opción.

El Testamento Abierto en Madrid es muy frecuente

Una vez dicho esto, quiero hacer hincapié en las diferencias fundamentales entre un testamento cerrado notarial y un testamento abierto notarial.

Se diferencian principalmente en el que el testamento abierto se conoce a viva voz, es decir, las disposiciones que aparecen en el mismo son dadas a conocer por dicho testador ante un notario y los testigos, mientras que el testamento cerrado obviamente es secreto.

El número de testigos en el testamento abierto es de 3 y en el caso del testamento cerrado es de 5. Sin embargo se parecen en dos cuestiones fundamentalmente y es que ambos testamentos son solemnes y tienes que constar por escrito y  deben otorgarse ante un fedatario y testigos.

Hace poquito se presentaba en el despacho un cliente nuestro que se llama Abelardo L. A., que precisamente es cliente nuestro desde un tiempo. Hace unos días nos llegaba con una fuerte inquietud y nos indicaba que cuando fallece su padre, se notifica a los usufructuarios la partición correspondiente de un testamento cerrado. Tras unas semanas aparece otro testamento abierto en el que aparecen solo dos herederos y el resto de los hijos se quedan absolutamente sin nada, uno de ellos mi cliente. Tras muchos años, exactamente 12, de dictamen de anulación del testamento cerrado, se pide la devolución de los bienes de los cuales el 80% de los herederos ya la habían vendido y por supuesto se habían gastado el dinero. Mi cliente me preguntaba si podía quitarle los bienes a los que todavía tenían su herencia. Primeramente le indiqué que no había sido necesario involucrarse en ningún tema judicial puesto que el último testamento que se había otorgado por la persona fallecida es el que va a resultar válido, puede ser cerrado o puede ser abierto. Por lo tanto una vez que el Registro General de Actos de Última Voluntad nos informa y certifica la veracidad del documento que expide el mismo, hay, por supuesto, que adherirse a lo que diga dicho documento y por supuesto en consecuencia también tendremos que sujetarnos a las disposiciones testamentarias que puedan figurar y que dispuso el testador en dicho testamento.

Una vez que usted decida tomar la iniciativa de contratar un abogado experto en el derecho de sucesiones, se dará cuenta que el tiempo es oro y que escoger un profesional adecuado también lo es. Por esa razón aconsejo que antes de que se produzca el problema, usted se informe sobre las consecuencias que puede tener el actuar de una manera negligente. Recuerde que una mala decisión le puede dejar fuera de juego.

Marta Heras

Marta Heras

Diplomada en práctica de Derecho de Familia y sucesiones. Especialista en herencias y sucesiones. Con más de 10 años de experiencia Marta Heras inspira la confianza que cualquier persona necesita cuando requiere solucionar asuntos legales relacionados con herencias.
Marta Heras

(Admitimos casos de Fuenlabrada, Pozuelo de Alarcón, Getafe, etc.)

Courtesy of Flickr Creative Commons by Carnie Lewis and Ken Mayer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *