Renunciar a una herencia en Madrid: ¿Es posible?

Marta Heras - Renunciar a una herencia en MadridRenunciar a una Herencia en Madrid

Un problema que se me plantea, como abogada, cada vez con más frecuencia, es cómo renunciar a una herencia en Madrid.

Una realidad que en otras épocas era extraña o poco habitual.  En la coyuntura social actual no es extraño, que al fallecer una persona, sus herederos se encuentren con que el fallecido era propietario de bienes, pero también tenía deudas, que no han sido liquidadas. Al tratar este asunto, plantearé una situación que se dio en mi despacho hace más de 1 año, referente precisamente al hecho de renunciar a una herencia que tuvo lugar en Madrid, y con el fin de aportar un poco de luz al asunto.

Cada día somos testigos de la situación económica y laboral que sufren muchas personas en este país. Ello ha llevado a muchas familias a enfrentarse a la dura realidad de pedir créditos para adquirir bienes, incluso de primera necesidad. Con la consecuencia de tener que, con posterioridad, asumir el pago de esas deudas. Lo primero que sugiero es el buen asesoramiento de un abogado experto en herencias y testamentos, que le orientará y aconsejará qué posibilidades tiene ante la situación patrimonial del causante en el momento de fallecer.

El hecho de aceptar una herencia, sin el estudio de la situación patrimonial del causante, puede llevar a los herederos, al aceptar la herencia, a tener que asumir las deudas contraídas por el fallecido. Deudas que bien podrían llegar a ser de 20.000 € o superiores, dependiendo de la situación patrimonial del fallecido.

¿Se puede renunciar a una herencia en Madrid?

La respuesta es sí, pero antes de argumentar mi respuesta, quisiera comenzar abordando un asunto que llegó al despacho. D. Fernando S.C. llegó a la oficina, aquí en Madrid,  buscando que le orientara ante un problema que le había surgido al fallecer su padre y aceptar la herencia.

Renunciar a una herencia en Madrid

El padre de Fernando S.C. había fallecido siendo propietario de una vivienda gravada con un préstamo hipotecario, del cual restaba por pagar la suma de 100.000 €. Asimismo tenía un préstamo personal que había concertado con otra entidad bancaria diferente a la entidad en la que había solicitado el préstamo hipotecario.

Fernando S.C. no tenía hermanos y su padre estaba divorciado desde hacía más de 15 años, con lo cual no se tuvo que tener en cuenta los derechos del cónyuge viudo. Tampoco había otorgado testamento, con lo cual el único heredero de todos sus bienes era Fernando. Ante esta situación, aparentemente tan sencilla, Fernando tuvo claro que iría a la notaría y aceptaría la herencia de su difunto padre y no recurrió a los servicios de un abogado experto en herencias, lo que posteriormente le traería problemas.

Al aceptar la herencia, sin más, Fernando S. C. aceptó también las deudas que su padre había contraído. Acabó siendo responsable de todas estas cargas de la herencia no sólo con los bienes de dicha herencia, sino incluso con sus propios bienes. La situación patrimonial y laboral de Fernando S.C no le permitía asumir más deudas que las suyas propias, que tenía con anterioridad al fallecimiento de su padre. Fernando cobraba 1.200€ al mes, tenía dos hijos, su esposa no trabajaba y una hipoteca. Al fallecer su padre y aceptar la herencia se encontró con que era deudor del préstamo personal y del préstamo hipotecario que había contraído su padre.

¿Cómo renunciar a una herencia en Madrid?

La declaración de voluntad de los herederos de renunciar a la herencia y por tanto, no adquirir, de este modo, los bienes hereditarios, se ha de hacer ante notario, siendo este un acto libre y voluntario. La renuncia a los derechos de la herencia ha de ser realizada de manera clara y concluyente, no es posible deducir dicha renuncia de expresiones o conductas. Puede ser manifestada de manera expresa o de forma tácita (cuando existe un hecho determinante del que se infiere la voluntad de renuncia)

Qué supone renunciar a una herencia en España

La declaración de renunciar a la herencia es irrevocable. Ello significa que, una vez manifestada de forma clara la voluntad del heredero de renunciar a la herencia, no se puede volver atrás y dejar dicha declaración sin efecto.  Supone, que el heredero no ha poseído en momento alguno los bienes que obran en el caudal hereditario.

De igual manera que tampoco será, el heredero, deudor de las deudas que había contraído el causante antes del fallecimiento. Respecto a lo que hubiera asesorado a mi cliente, si hubiera acudido al despacho antes de realizar la aceptación de la herencia de su difunto padre. Este tendría que haber realizado la aceptación de la herencia a beneficio de inventario. Ello implica que la herencia queda como un patrimonio separado del patrimonio propio de los herederos. Lo que es lo mismo, los herederos no recibirán nada si deducidas las deudas, que tenía el causante al fallecer, del patrimonio hereditario, no quedan bienes.

Se puede renunciar a una herencia en Madrid

Para que la aceptación de una herencia a beneficio de inventario produzca plenos efectos, se tendrá que realizar un inventario exacto de todos los bienes del causante en el momento de fallecer. De este modo, el heredero, antes de manifestar si acepta o no la herencia, o la acepta a beneficio de inventario, puede considerar su postura. Ante estas dificultades que se presentan a la hora de enfrentarse a una herencia, es imprescindible considerar seriamente la opción de buscar un abogado experto en herencias, a fin de evitar consecuencias que pueden ser fatales.

Marta Heras

Marta Heras

Diplomada en práctica de Derecho de Familia y sucesiones. Especialista en herencias y sucesiones. Con más de 10 años de experiencia Marta Heras inspira la confianza que cualquier persona necesita cuando requiere solucionar asuntos legales relacionados con herencias.
Marta Heras

(Defendiendo con éxito a clientes también de: Alcorcón, San Sebastián de los Reyes, Leganés, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *