Paso a paso trámites tras fallecimiento


Esquema, paso a paso, de los trámites tras un fallecimiento que deben llevar a cabo los herederos.

A continuación van a analizarse, esquemáticamente, cuáles son las medidas más importantes que los herederos deben adoptar a la muerte de un familiar para garantizar la legalidad de todos los trámites relacionados con su herencia. Evidentemente, pueden variar dependiendo de diversos factores, como ahora se verá.

Los certificados

Existen tres certificados de suma importancia en el proceso de determinación de los herederos y reclamación de la herencia: el de defunción, el del Registro General de Últimas Voluntades y el de contratos de seguro de cobertura de fallecimiento. El certificado de defunción puede solicitarse en el Registro Civil de tres formas: personándose en él, por internet o por correo.

Para solicitar el certificado relativo a las últimas voluntades del difunto los herederos han de dejar que transcurran, al menos, 15 días desde el fallecimiento. Actualmente hay que pagar una tasa de 3,70€. Gracias a él los familiares -y, eventualmente, también otras personas cercanas al causante- podrán saber si aquél otorgó testamento a lo largo de su vida.

Para evitar que los familiares del fallecido no dejen pasar las indemnizaciones que pudieran corresponderles por algún seguro de cobertura de fallecimiento que aquél tuviera suscrito, desde el año 2005 existe un Registro que guarda relación de este tipo de seguros. La reclamación frente a las aseguradoras prescribe a los 5 años del fallecimiento.

¿Quiénes tienen derecho a heredar?

Gracias a los certificados mencionados se sabrá si el difunto hizo testamento y, en ese caso, en qué Notaría, a la que habrá que acudir para proceder a su apertura y lectura. De lo contrario, si no se hubiese otorgado, corresponderá a un Juez o, en algunos casos, al Notario concretar el nombre de los herederos.

Cuando el fallecido haya dejado tras de sí ex cónyuge, descendientes o ascendientes, tendrá lugar la declaración de herederos ante Notario. Sin embargo, si se trata de otros familiares o de terceros que no sean parientes del causante, la declaración de herederos será competencia de un Juez.

En este último caso el interesado en la herencia (o los interesados, si fuesen varios) tendrá que demostrar que el difunto no otorgó testamento y que él es el legalmente llamado a recibir la herencia. Será competente el Juez de Primera Instancia del último domicilio del causante y se requerirá la presencia de dos testigos que declaren acerca de las relaciones familiares de éste.

Últimos pasos del procedimiento hereditario

Una vez concretados los herederos, todavía quedarán algunos pasos antes de producirse la entrega definitiva de los bienes: habrá que contabilizar el activo y el pasivo de la herencia y liquidar el impuesto de sucesiones. Este último variará en función de la Comunidad Autónoma del fallecido. Un abogado de herencias puede ayudarle a ahorrar una buena cantidad de dinero si usted cuenta con sus servicios para los trámites de partición y adjudicación de la herencia y de liquidación del impuesto.

Puede darse el caso, por ejemplo, de que si prueba que el difunto residía en una Comunidad más días al año que en otra, a su heredero se le aplique un tipo impositivo mucho más bajo. Uno de mis últimos clientes, Rogelio U. Z. se ahorró 6.700€ al demostrar, gracias a mi ayuda, que su padre residía en Madrid, y no en Andalucía.