Abogado Especialista en Herencias en Madrid

Fernando Camacho - Abogado especialista en herencias en MadridUn profesional del derecho pero que no es un abogado especialista en herencias en Madrid le elaboró un testamento a Saul G., con el que no quedó satisfecho pues sentía que había un error en el mismo que no lograba detectar.  Hubo que analizarlo y explicarle donde se encontraba dicho error.

Un abogado especialista en herencias en Madrid se enfrenta a un testamento injusto

Hace cerca de doce años cuando comenzaba mi carrera profesional como abogado especialista de herencias aquí en Madrid, aprendí una lección importante que me iba a servir a partir de esa fecha.

En muchas familias nos encontramos con un familiar que es abogado y a  veces se les busca por la cercanía, por comodidad o por lo gratuito de la gestión, hallando un mal servicio ya que como dice el refrán “lo barato sale caro”.

El  señor Saúl G. se acercó a hacerme una pregunta acerca del Testamento que un abogado  de esta naturaleza le había elaborado.  Todo el documento estaba referido a dos cláusulas: la primera que establecía como herederos de su patrimonio a sus tres hijos legítimos; y, la segunda, que si aparecía algún otro hijo se le dotara a este con un legado del equivalente a 100€.

Esta persona se sentía incómoda con tal testamento pues la segunda de las disposiciones surgía de una confidencia efectuada a su pariente abogado.  Mi cliente, percibía en su corto entender legal que en tal testamento había una injusticia, sólo que no sabía si podría solucionarla. Al analizar el caso, que comenzó con un cliente sincerándose y un profesional aconsejando tal y como lo debe hacer un buen y verdadero abogado especialista en herencias en Madrid.

Abogado especialista en herencias en Madrid

El abogado especialista en herencias en Madrid analiza los antecedentes de la legítima hereditaria, que provienen del Fuero Juzgo del Siglo XIII

 Resulta que en España se utiliza para efecto de herencias la institución jurídica denominada “la legítima hereditaria”.  Esta data del Siglo XIII y nace del  Fuero Juzgo, que forzaba a los padres a dejar en herencia cuatro quintas partes de su herencia a sus descendientes directos y sólo podía disponer libremente de una quinta parte.

 A la base de esta disposición se encontraba la idea de evitar los grandes abusos que, por esa época, muchos padres tenían para con sus hijos, conduciéndolos, en muchos casos, a la mendicidad. Y la idea que se encontraba en el fondo, era la de proteger la institución de la familia, a través de la vía económica de proteger el patrimonio de los hijos.

 Así, se estableció forzosamente una parte de la herencia para los hijos, pues se pensó que el padre o la madre que daban la vida natural a una persona no debían hacerle perder la existencia civil que se establece a través de los bienes o la fortuna.  Pues generar la vida no es sólo gestarla, sino, por otro lado, procurar su bienestar, tras el nacimiento.  Y el bienestar implica un estilo de vida que los padres dan a los hijos y se consideraba totalmente injusto repartir desigualmente a los hijos.

 En otros lugares se ha utilizado lo que se conoce como la libre testamentaria y es la completa libertad para testar que tiene el dueño del patrimonio y así, se ha llegado al extremo, de conocer casos donde se deja la fortuna a un animal mascota en detrimento de los miembros de la familia.

Este conocimiento sobre los antecedentes del Código Civil  en lo relativo a herencias sólo lo tiene, por razón de su especialización, un abogado de herencias aquí un Madrid.

Las necesidades del testador que se deben tomar en cuenta

Las necesidades del testador hacia un abogado especialista en herencias en Madrid

 

Resulta que, en la intención de proteger a sus hijos, don Saúl le contó a su abogado sobre la existencia de un hijo natural.  Lo que él quería era evitar que este otro hijo apareciera y le fuera a disputar la herencia a sus otros hijos legítimos.   Esta era su verdadera necesidad.  Este profesional al no ser un abogado especialista en herencias, no se dio cuenta que al introducir al hijo natural en el testamento lo que estaba logrando era dar un fuerte golpe sicológico a sus hijos legítimos por un lado, y por otro lado, al hijo natural le manifestaba un gran desprecio al legarle por medio del testamento unas irrisoria cantidad.

 Al hacer h hipótesis sobre la aplicación del testamento que me presentó don Saúl se observaba que en ningún momento  afectaba a la parte de la herencia forzosa para con los hijos legítimos y que de la parte que el Código Civil permite para la libre disposición, sólo se gravaba el patrimonio en 100€ El resto de esa tercera parte de la herencia de libre disposición, pasa a sus herederos en la línea de descendencia directa; es decir, en primer lugar de sus propios hijos legítimos y, a continuación, de sus nietos y otros parientes.

 Por lo tanto, en la práctica era inútil hacer la referencia al hijo natural pues el coste emocional iba a resultar muy alto con sus hijos legítimos, pues iba a hacer conocer una realidad, hasta ese momento desconocida.  Y de esa forma no se plasmaba la verdadera necesidad del testador.  De acuerdo a las disposiciones del Código Civil lo que se podía disputar de la herencia era muy poco.

Somos abogados en donaciones y herencias. Este ejemplo, refleja que la elección de un abogado que se haya especializado en herencias y trabajando en Madrid  es muy importante. De él, dependerá  ir a la raíz de las necesidades del testador y no sólo cumplir mecánicamente con el encargo que se le hace, pues con lo que se juega es  con el bienestar de los miembros de la familia.  Esa es la sutileza que no supo percibir el pariente de don Saúl y, que éste, preocupado por el bienestar de su familia, si percibía como una injusticia.

Fernando Camacho

Fernando Camacho

Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Posee una dilatada experiencia en práctica concursal. Más de 15 años resolviendo casos de herencias, conflictos sucesorios y otros temas relacionados con el derecho hereditario.
Fernando Camacho

(Doy servicio a otras poblaciones en Madrid: Alcobendas, Coslada, Pozuelo de Alarcón, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *